Dos puntos básicos a la hora de definir un Test A/B

A/B testing

El A/B Testing o los Split test es la herramienta más efectiva de las que se disponen en el universo del Online Marketing, pero también es un arma de doble filo con la que debemos ser muy cuidadosos. Un split test  es un experimento en el que se sirven dos versiones diferentes de una página web,  y en el que se mide como esos cambios afectan a la conversión de la página. Por ejemplo, se puede cambiar un botón de color, el tipo de fuente, cambiar la posición de un sidebar, etc.

Gracias a los test A/B es posible predecir con exactitud cómo afectarán a determinadas métricas los cambios que realicemos en nuestro site, y tomar decisiones basadas en datos reales que ayuden al crecimiento de nuestro negocio. La parte crítica de este proceso es garantizar que los datos que recogemos sean “reales”, en caso contrario, corremos el peligro de tomar una decisión equivocada (el doble filo). Para evitar “liarla” hay que respetar dos reglas básicas.

Dos reglas fundamentales a la hora de hacer un  test A/B

1. Testar la herramienta que vayamos a utilizar

Lo primero que debemos hacer es asegurarnos de que la herramienta que vamos a utilizar funciona, si esto no se cumple el resto del proceso será inútil. Para probar la herramienta lo mejor es ejecutar un Test A / A  y comprobar que no haya diferencias entre ambos resultados.  Este Test A/A también servirá para hacernos una idea de cuál es el “n” de nuestro experimento, qué número visitantes necesitamos para que nuestro test sea fiable.

Nota: Para definir nuestro “n”  existen dos fórmulas estadísticas que permiten calcular el tamaño de la muestra dependiendo de si la población es finita o infinita. En un sitio web se puede utilizar una u otra dependiendo de si tenemos un número de visitantes recurrentes e inferior a  100.000 (como puede ser el caso de diarios online) o si consideramos la población a estudiar como infinita (caso de un ecommerce en donde  predominan usuarios nuevos).  (En este post “Programa para cálculo del Muestreo Aleatorio Simple” hay un enlace a un pequeño programa que  calcula el tamaño muestral  en función de los márgenes de error que estemos dispuestos a asumir).

Un Test A / A debería arrojar los mismos datos,  sino es así debemos preocuparnos y ver si esa variación es debida a que el software que estamos utilizando no funciona, o a que la muestra es demasiado pequeña. Para optimizar el tiempo podemos realizar un test A / B / A, dedicándole el 25% de las visitas al test A, el 50% al B, y el otro 25% al test C que sería idéntico al A, y sabiendo que A y C deberían arrojar resultados casi iguales ya que son lo mismo. De esta forma realizamos un primer test A/B y a la vez comprobamos la fiabilidad de nuestro software.

2. Un cambio y un objetivo

Aunque queramos probar diferentes cambios, se debe testar un solo cambio por página  para tener la certeza de que la variación en la métrica que estamos midiendo  se debe a ese cambio que hemos realizado y no a otro. También debemos tener un único objetivo, por ejemplo, disminuir la tasa de rebote, y centrarnos en esa métrica. Un experimento podría ser cambiar el color del botón “Comprar ahora” y medir los clicks a ese botón en cada una de las versiones.

Para ver ejemplos recomiendo esta página http://whichtestwon.com donde publican resultados de Split Test reales  y de donde se pueden sacar multitud de ideas. La importancia del testing es que no esque “creemos” sino que realmente “sabemos” cuáles son las preferencias de nuestros visitantes.

Google colibrí y la humanización de Internet

Google colibríA finales de septiembre del pasado año 2013 saltaba la noticia oficial sobre una nueva actualización del algoritmo de Google.  Coincidiendo con el 15 aniversario de los de Mountain View,  Google lanzaba un nuevo algoritmo para su motor de búsqueda, un algoritmo pensado para las peculiaridades de las búsquedas móviles y las que están por llegar (Google Glass, relojes inteligentes, etc.)

Google hummingbird (colibrí en inglés)  no es una actualización del algoritmo, sino un algoritmo nuevo. El nuevo algoritmo pretende dar rapidez y precisión a las búsquedas complejas, este tipo de búsquedas son cada vez más frecuentes gracias a la llegada de los sistemas de reconocimiento de voz de los dispositivos móviles. Una búsqueda compleja, es aquella en la que el usuario en vez de escribir un par de palabras clave en el navegador, como hacía anteriormente, realiza una pregunta de la misma forma que si hablase con otro ser humano. Antes del nuevo algoritmo Google ignoraba  las palabras nexo como: de, que, para, etc. y se centraba en las palabras clave, ahora Google “comprende” aquello que estamos buscando, y haciendo uso de su “conocimiento”, nos muestra la respuesta.

Por ejemplo, hace un par de años, si quisiésemos buscar un lugar donde comer en Madrid, escribiríamos en nuestro navegador; “restaurantes Madrid”, a día de hoy, es más probable que demos una orden a Siri del tipo “Busca en Google ¿Dónde puedo comer en el centro de Madrid?” o pulsemos la tecla micro en nuestro  móvil Android y preguntemos “¿Cuáles son los mejores lugares para comer en el centro de Madrid?”. Esto es parte de la humanización de Internet, ahora hacemos a Google exactamente la misma pregunta que le haríamos a un amigo.

En cuanto a la estrategia SEO por parte de webmaster [Leer más…]

Qué es el Big Data y la importancia de los datos en un ejemplo

Km 0,00 camino de Santiago (Cabo de Finisterre)El Big Data es un término que hace referencia a los grandes conjuntos de datos.  En el post sobre “La relación oculta entre tus tarjetas de crédito y tu privacidad” vimos un ejemplo sobre cómo explotar los datos para predecir el comportamiento de los clientes. El análisis de los grandes conjuntos de datos es uno de los retos de este siglo.  Para formarnos una idea del volumen ingente de datos que generamos actualmente, basta decir que hasta el año 2003 la humanidad había creado información equivalente a 5 Exabytes, ahora esta cifra se genera en sólo dos días, así lo afirmaba hace unos meses el que fuera CEO de Google, Eric Schmidt. Si tienes un teléfono Android, es probable que los de Mountain View ya  tengan más información sobre ti que tú mismo. Pero un dato por sí sólo no tiene valor. Hay que exprimirlo, un proceso que se divide en cuatro fases: dato, información, tratamiento, aplicación.

  1. Un dato es una representación simbólica de una variable cuantitativa. Un dato es que esta mañana Sara ha sostenido su mirada 2,3 segundos al saludarme. Pero esto no tiene utilidad si no sabemos su repetición temporal, o la comparativa respecto a algo.
  2. Información es un conjunto de datos agregados y ordenados que sirven de base para una interpretación. Información es que Sara sostiene su mirada una media de 2,2 segundos cuando me saluda a mí, y una media de 1,1 segundos cuando saluda a otras personas.
  3. Interpretación es la fase en donde contextualizamos la información e interpretamos su significado, y aquí nuestro cerebro está por encima de cualquier otro computador. Interpretación es diferenciar esa media de 2,2 segundos de la media de 1,1 segundos. Contextualizando; Sara me gusta desde el primer día que la vi y mi mirada se detiene cada mañana más tiempo del habitual mientras pronuncio  “buenos días” con una sonrisa sincera. Interpretando; esa diferencia de un segundo no puede deberse sólo a que Sara me gusta, porque no soy el único al que le gusta Sara, y sin embargo nuestro cruce de miradas es el que se sostiene por más tiempo, más de un segundo de diferencia, y un segundo puede marcar toda una vida.
  4. Aplicación es cuando una vez que obtenidos los datos, agregados e interpretados, nos sirven de base para tomar una decisión. Aplicación es que ahora Sara es mi mujer.

Una vez leí una frase que decía  lo siguiente: “¿Tomas algo para ser feliz?  Si, decisiones”. La vida es tomar decisiones, las personas analizamos los datos que recibimos de nuestro entorno todos los días, y en base a éstos obtenemos información, la interpretamos, y tomamos decisiones.

Este es mi último post antes de las navidades, aprovecho para desearos unas felices fiestas. La imagen que he elegido para ilustrar este post es el kilómetro 0,00 del camino de Santiago, en el Cabo de Finisterre, 0,00 es un dato, si es el final o el principio lo marca la historia de cada uno. [Leer más…]

Qué es el DNS y cómo limpiar la caché DNS en Windows (flushdns)

Qué es DNS Domain Name SystemDNS son las siglas en inglés de Sistema de Nombres de Dominio (Domain Name System).  Este sistema de servidores DNS es el encargado de traducir los nombres de dominio que manejamos habitualmente, como www.theguardian.com, en la dirección IP del ordenador donde está alojado ese dominio, que en este caso es 185.31.18.184. Veamos  esto desde el principio.

Cada ordenador en Internet tiene una dirección IP que es única para ese ordenador. La IP está formada por cuatro números enteros de 0 a 255, separados por puntos. 195.31.108.17 es un ejemplo de dirección IP. Cada vez que te conectas  a Internet, a tu ordenador se le asigna una dirección IP, puede ser siempre la misma o puede variar, lo normal es que cada vez que reinicies el router obtengas una IP diferente.

Los ordenadores donde están alojadas las páginas web tienen siempre la misma dirección IP, sin embargo, cuando buscas una determinada página, en tu navegador no introduces la IP del ordenador donde está alojada, sino algo más sencillo de recordar, introduces un nombre de dominio, como www.miguelmolinaalen.com.

Cuando escribes en tu navegador el nombre de una web, lo que hace tu ordenador es preguntar a tu servidor local DNS por  la dirección IP del ordenador donde está alojada esa página. [Leer más…]

La relación oculta entre tus tarjetas de crédito y tu privacidad

La relación oculta entre tus tarjetas de crédito y tu privacidad

Imagínate que tienes los datos de todas las compras que han realizado millones de personas con su tarjeta de crédito. Sabes la hora, el lugar, la cantidad, donde, y qué han comprado (todas las operaciones  con tarjeta de crédito llevan un código de categoría comercial asignado, un número de cuatro dígitos que indica a que servicio corresponde el cargo, incluso aquellas empresas que venden  productos “sensibles”, como un sexshop, y que prometen disimular el extracto con palabras poco descriptivas como “complementos de moda”, tienen su código de categoría comercial, por lo que las tarjeta de crédito sabrán la verdad).  Gracias a estos datos, en 2002, un directivo de Canadian Tire, descubrió que las personas que compran medidores de monóxido de carbono, igual que los que adquieren esas pequeñas almohadillas que evitan que las patas de los muebles rayen el suelo, casi nunca se retrasan en sus pagos. También descubrió que una persona que compra un accesorio de coche con una calavera de cromo, “era bastante probable que no pudiera pagar lo que debía”.

Muchas empresas de crédito tienen programas encargados de detectar comportamientos que sean indicadores de futuros impagos. Comportamientos como consultar el saldo durante la madrugada, lo que puede expresar angustia por la situación financiera, o pagar una cantidad de dinero considerable con una tarjeta que casi nunca utilizamos, o comenzar a utilizar la tarjeta para comprar productos esenciales como comida y medicamentos.  American Express reconoció haber utilizado estos indicadores a la hora de decidir la cantidad de crédito que concedían a una persona, ante las críticas anunció que habían suspendido esas prácticas.

Las tarjetas de fidelidad son otra de las herramientas que las empresas y grandes comerciantes utilizan para “espiarnos”.  Cuando aceptamos una  tarjeta de fidelidad, damos nuestro consentimiento para que el comerciante recopile información sobre nosotros, nuestros hábitos y nuestros intereses,  y para que pueda utilizar todos estos datos para vendernos más, que es el objetivo último de toda empresa, hundir nuestra economía.

Las nuevas generaciones desconocen el significado de la privacidad, pasan horas y horas revelando datos sobre ellos en las redes sociales, compartiendo sus fotos en Instagram, su ubicación en Foursquare, sus pensamientos en Twitter, su vida social en Facebook… asumámoslo, la privacidad en el siglo de las telecomunicaciones es un bien en extinción, los adolescentes de hoy en día no sienten ninguna preocupación por ella, han crecido en un universo donde todo se comparte y todo se sabe con sólo hacer un click. El llamado “Internet 2.0”, ha supuesto una de las mayores transformaciones sociales de la historia. Un ejemplo ha sido la “primavera árabe”, Internet hace tiempo que dejó de ser un “mundo virtual” para convertirse en un espacio más de la vida donde evoluciona la sociedad global en que nos estamos convirtiendo.

Impress.js en WordPress de forma fácil gracias al plugin imPress

Impress.js demoEste tutorial versa sobre crear presentaciones basadas en la libreria impress.js en WordPress sin necesidad de conocimientos de programación.

Impress.js es una aplicación que permite crear presentaciones con animaciones 3D, basadas en transformaciones con CSS3. Si todavía no conoces Impress.js, te recomiendo ver primero la demo oficial (http://bartaz.github.io/impress.js/#/bored)

Si utilizas WordPress, implementar esta librería para crear presentaciones es muy sencillo, gracias al plugin gratuito imPress Lo primero es descargarse el plugin del repositorio oficial, o instalarlo mediante el menú de WordPress, “añadir plugin”. Buscamos imPress, lo instalamos y activamos.

Una vez activado, en el menú de la izquierda, aparecerá una nueva pestaña llamada Impress [Leer más…]

Blog personal Miguel Molina Alen | Psicología, Marketing, Actualidad TIC

Utilizamos cookies para ofrecer mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies