Cómo tomar un decisión estúpida con personas inteligentes

groupthink

 

En 1961 el presidente estadounidense John F. Kennedy, en colaboración con sus brillantes asesores y altos mandos militares, planearon la invasión de Cuba. Para ello decidieron enviar ocho aviones y mil quinientos exiliados cubanos a los que dotaron de armas. Hacia la Playa de Girón, en Bahía de Cochinos, se dirigieron los ilusionados guerreros, pensando en  formar un nuevo gobierno provisional en la isla, que estaría bajo el control de los EE.UU. Como pueden suponer el “ejército” de mil quinientos hombres fue derrotado en poco más de un día. A día de hoy Fidel Castro sigue gobernando Cuba. ¿Qué hizo que hombres brillantes, como el presidente de EEUU, los altos mandos de la CIA y del ejército, tomaran una decisión tan estúpida?  El pensamiento grupal o groupthink.

El groupthink fue descrito por el psicólogo Irving Janis en 1972, que explica cómo grupos inteligentes pueden tomar decisiones malas e irracionales, incluso tan estúpidas como la de Bahía Cochinos. Este fenómeno se produce cuando un grupo altamente cohesionado y con una mentalidad parecida, se encuentra tan condicionado por la búsqueda de consenso que deteriora la percepción de la realidad. Janis describió ocho características del pensamiento grupal:

  1. Ilusión de invulnerabilidad; esto viene de serie con cada persona, nadie coge el coche pensando en que va a tener un accidente, ni pensamos en que vamos a tener una enfermedad grave la próxima semana, de la misma forma en el pensamiento del grupo no se incluye el que puedan ser derrotados, (en Bahía Cochinos ni siquiera plantearon un plan de huída por si fracasaban).
  2. Creencia incuestionable en la moralidad inherente del grupo; En ningún momento se plantearon la legitimidad de la revolución del pueblo cubano, la invasión de Cuba y control por parte de los EEUU era lo moralmente correcto.
  3. Racionalización colectiva de las decisiones del grupo; esta es una de las más peligrosas. Todos querían buscar un consenso, ¡enviar mil quinientos hombres contra todo un país es un suicidio! Si, pero los cubanos no tienen tan buenas armas como las que le vamos a entregar nosotros a nuestros hombres, además nuestros hombres están más motivados porque quieren volver a su país, y además saben que EEUU está con ellos, así que irán más confiados… Racionalizaciones de este tipo, buscando el consenso como sea y que son aceptadas por todos los miembros.
  4. Estereotipo compartido de miembros de fuera del grupo; los cubanos no tienen la más mínima preparación militar, etc.
  5. Autocensura; los miembros evitan hacer críticas. Cuando estás reunido con veinte amigos, todos dispuestos a tomar una decisión, y crees que hay algo que va en contra de esa decisión, como, quizá sean muy pocos hombres, decides mantenerlo en silencio, pues parece que eres el único que cree eso, y no quieres ser el “patito feo” del grupo, además hay otras veinte personas que piensan lo contrario, así que confías más en ellas.
  6.  Ilusión de unanimidad; Nadie se ha atrevido a decir que le parecen pocos hombres, puede que todos lo crean, pero nadie ha expresado una opinión discordante, así que siguen creyendo que el resto está de acuerdo.
  7. Presión directa a quienes se opongan a conformarse.
  8. Miembros que protegen al grupo de información negativa; Sé que el pueblo cubano apoya la revolución y será difícil que respalden a nuestros hombres, pero omito el detalle porque no quiero aguar la fiesta al grupo… y así con cientos de detalles.

¿Qué podemos aprender de todo esto? A la hora de tomar una decisión puede ser bueno delegar la responsabilidad en una sola persona, y que esta se encargue de preguntar a los diferentes asesores su opinión para luego tomar la decisión, o designar dentro del grupo a un abogado del diablo que trate de rebatir cada punto.

A modo de reflexión :  “La democracia es una forma superior de gobierno, porque se basa en el respeto del hombre como ser racional.” John F. Kennedy.    Puede que el hombre si sea un ser racional, pero el grupo desde luego no, y votan masas, no personas.

 

@palabrasmiguel

 

El efecto Pigmalion

Nubes reflejadas en edificio

Cuenta la leyenda que un  rey de Chipre llamado Pigmalión no encontraba la mujer perfecta para casarse,  ante esto decidió esculpir esculturas preciosas, una de ellas, Galatea, era tan bella que Pigmalión se enamoró de ella, la besaba y trataba como a una mujer. Era tal el deseo de Pigmalión por convertir a su obra en una mujer, que la Diosa Venus  decidió dar vida a Galatea, que se convertiría en la esposa del rey.

 De esta preciosa leyenda cobra el nombre el efecto de la profecía autocumplida. Este efecto ha sido ampliamente estudiado desde la Psicología Social, y podemos resumirlo en que cuando alguien anticipa un hecho y tiene la expectativa de que se va a cumplir, seguramente se cumpla.

 En 1964 Robert Rosenthal realizó un experimentó que quedaría en la historia de la Psicología Social;  Primero, aplicó una prueba de inteligencia a un grupo de escolares. Después dividió al grupo aleatoriamente en dos grupos, y le dijo a la profesora que unos estudiantes estaban “situados por encima del promedio, de los que se podía esperar progresos notables”, el resto eran  mediocres.

Al final del año, Rosenthal volvió a aplicar la prueba a todos los estudiantes. El resultado fue que los chicos del grupo experimental (los falsamente descritos como superdotados ante sus profesores) habían mejorado mucho más que el resto, el grupo control.

 La lección  es clara: espera aquello que quieres, porque si crees en algo, te comportarás como si fueses a conseguirlo, y si lo haces lo más probable es que lo consigas.

Vídeo sobre Experimento Pigmalion

 

Sexo Sexo Sexo y tecnología 2.0

Scarlet Johannson

Muchos están siendo los avances en el mundo tecnológico, un mundo que parece haber alcanzado velocidades ultrasónicas.  Sin embargo, sobre el tema que más vende todavía es poca la penetración tecnológica. Díganme una cosa, ¿les sorprendería si mañana leen el siguiente titular; “Apple lanza sus nuevas gafas de realidad aumentada  integradas con su app iSEX que le permitirá despertarse con Scarlett Johansson cada mañana”  o algo como “Los orgasmos a través del cibersexo ya son una realidad”? ¿Le sorprendería?

Se ha avanzado mucho en el tema de la sexualidad en los últimos años; se ha disparado la demanda de juguetes sexuales, se está potenciando el tema de la sexualidad  desde los medios de comunicación, hasta el punto de que algunos expertos apuntan a que vivimos en una sociedad hipersexual, se ha terminado con el tabú que existía sobre el sexo en las personas mayores pero… ¿lanzará Apple el iSex? ¿Serán los dispositivos  hápticos capaces de transmitir sensaciones similares a las que se producen en el acto sexual? ¿Se utilizarán dispositivos que estimulen las áreas cerebrales implicadas en el sexo?  ¿Hasta que punto podrán sustituir los aparatos tecnológicos todo aquello que nos hace felices y con lo que producimos endorfinas? Quizá  debería existir una barrera infranqueable en determinados aspectos de la vida, porque quizá podamos borrar todo el romanticismo del planeta con un click, o quizá estemos ante la nueva revolución, ante ese fin de ciclo que pronosticaron los Mayas… o terminemos sustituyendo a nuestras parejas humanas por robots, a la vista de artículos como el de David Levy. Las respuestas nos las dará el paso del tiempo…

Fijarse

Detalle de bimbio

Determinar, precisar, designar de un modo cierto aquello que ha llamado nuestra atención. Conocer cada detalle, respetar lo que otros desprecian por ignorancia. Tal vez la vida consista en que cada uno vea el mundo con sus propios ojos, millones de perspectivas que naturalmente entran en contraste, cada uno quiere lo que quiere porque en ello ha visto algo que el resto no han sido capaces de ver. La paradoja es que somos esclavos de aquello que libremente elegimos amar.

Cómo ganar amigos e influir sobre las personas

Portada del libro "Como ganar amigos e influir sobre las personas" de Dale Carnegie

Dale Carnegie publicó su famoso libro “How to win friends, and influence people” en 1936. A día de hoy sigue siendo un éxito en ventas que va ya por su 62º edición. En las apenas 300 páginas de este libro, Dale Carnegie va desgranando una serie de reglas sobre cómo tratar con las personas e influir en ellas. Carnegie era un hombre de negocios, dirigía cursos de venta y oratoria para profesionales, y se dedicó al estudio minucioso de biografías de personas influyentes.  Lo aprendido en esos estudios, y en su vida profesional y aportado por algunos de sus alumnos, queda resumido en su gran obra “Cómo ganar amigos e influir sobre las personas”.  A modo de esquema podemos resumir las principales reglas en:

 

3 Reglas fundamentales para tratar con el prójimo

  1. NO CRITIQUE, NO CONDENE, NI SE QUEJE.
  1. DEMUESTRE APRECIO HONRADO Y SINCERO
  1. DESPIERTE EN LOS DEMÁS UN DESEO VEHEMENTE

 

6 Maneras de agradar s los demás

  1. INTERÉSESE SINCERAMENTE POR LOS DEMÁS
  1. SONRÍA (Sonría siempre, hasta cuando coja el teléfono conteste sonriendo, la persona que está al otro lado sabrá que lo está haciendo)
  1. RECUERDE QUE PARA TODA PERSONA, SU NOMBRE ES EL SONIDO MÁS DULCE E IMPORTANTE EN CUALQUIER IDIOMA
  1. SEA UN BUEN OYENTE. ANIME A LOS DEMÁS A QUE HABLEN DE SI MISMOS
  1. HABLE PENSANDO EN LO QUE INTERESA A LOS DEMÁS
  1. HAGA QUE LA OTRA PERSONA SE SIENTA IMPORTANTE, Y HÁGALO SINCERAMENTE

 


«Obstáculos son lo que ves al perder de vista la meta»

Km 0 del camino de Santiago de Compostela

Kilómetro cero. ¿Meta de llegada, o punto de partida?  Así acaban, así empiezan las historias, desde el kilómetro cero de algún lugar. Caminamos con rumbos diferentes, a veces opuestos, y a pesar de todo nos cruzamos en algún punto del camino. Una vez me pidieron un consejo que sirviese para ayudar a cualquier persona, algo que funcionase en la mayoría de las situaciones. Me detuve un rato a pensarlo, al final se me ocurrió algo que podría valer. Incluso cuando llegamos a la meta seguimos necesitando nuevas metas, porque la vida es correr, caminar, nadar, saltar, volar, es movimiento, todo consiste en seguir luchando, en seguir andando, hasta cuando la distancia es tan grande que nadie confía  en que llegues, debes seguir. La fotografía que acompaña este texto está tomada en el Cabo de Fisterra, el punto cero del camino de Santiago, y uno de los lugares más mágicos que conozco. Mi consejo; descubre que es lo qué quieres, y aprende a pedirlo.

Blog personal Miguel Molina Alen | Psicología, Marketing, Actualidad TIC

Utilizamos cookies para ofrecer mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies